MADRID 21 DE MAYO DE 2015.- La Red Española de Inmigración quiere trasladar su profundo estupor e insatisfacción por el denodado empecinamiento de la Fiscalía que, con su recurso, ha conseguido que se confirme el auto de prisión provisional contra Alí Ouattara , padre de Abou. 

Durante el proceso, la Fiscalía ha procedido a trasladar una visión centrada en mantener medidas ejemplarizantes , buscando criminalizar al padre de Abou en lugar de adherirse a las tesis de la defensa que en todo momento ha destacado la falta de recursos económicos , arraigo y amplio deseo de integración del detenido. 

Para la Red Española de Inmigración, este auto viene a confirmar la desconexión de la Fiscalía General del Estado con el caso y su voluntad de responder a tesis basadas en la represión y el castigo en lugar de en la creación de un espacio de reparación y rehabilitación de una familia que ha sido víctima de un sistema injusto e incomprensible para las actuales circunstancias. 

"La Fiscalía ha conseguido imponer su tesis y persuadir a la Jueza que se adhiere a una visión dantesca y desconectada de la realidad. Alí Ouattara y su familia son personas sin más recurso económico que los conseguidos duramente por su esfuerzo diario y que han necesitado de la asistencia de entidades sociales para conseguir sobrellevar este terrible trance. Desde la Red Española de Inmigración consideramos absurdo que el auto de la jueza llegue a plantear el riesgo de fuga en una persona que tuvo que requerir el auxilio del turno de oficio por falta de recursos económicos así como que se siga poniendo en duda la paternidad, a pesar de haber quedado acreditada en el primer intento de reagrupación familiar" afirmó David Fernández, Vicepresidente de la Red Española de Inmigración. 

Desde la Red Española de Inmigración se ha confía en que la elevación del caso ante la Audiencia provincial que, desde una perspectiva experimentada, permita que el caso se reconduzca hacia su lógica procesal poniendo en libertad a Alí de forma inmediata.