MADRID 18 DE MAYO DE 2021. La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha procedido a solicitar al Ministerio del Interior así como a la Secretaría de Estado de Migraciones el traslado de forma progresiva y ordenada de los menores de origen migrante, que se estima en más de 2.000, a la península a raíz de su llegada en el día de ayer a la ciudad autónoma de Ceuta.

Dentro de este marco de trabajo desde la Red se ha señalado como diferentes ONGs y activistas locales están en contacto con parte de la población migrante que ha realizado acceso a suelo español y que se ha dado la voz de la alarma por la potencial repetición de la situación de devolución en caliente, algo no aplicable cuando ya se encuentran en territorio Español, si no se produce un proceso suficiente de análisis de los derechos de las personas que son recibidas y se deja trabajar a profesionales y letrados.

Desde la Red se llama a no repetir los mismos errores en Ceuta de anteriores crisis humanitarias ya vividas cuando el Gobierno marroquí utiliza a parte de su población como arma arrojadiza frente a la Unión Europea y, en concreto, España, por lo que además de desplegar unidades que contribuyan a la seguridad, desde la Red se ha ofrecido contribuir a desplegar un contingente de entidades sociales y humanitarias que refuercen la capacidad técnica e instrumental de los operarios en terreno, así como otros vías de trabajo que, hasta el momento, no han sido aceptados.

“¿Vamos a repetir los peores errores de Canarias en Ceuta? ¿Vamos a encerrar ahí a miles de niños cuando sabemos que no pueden volver y mucho menos ser repatriados, condenándoles al hacinamiento? Pedimos al Gobierno de España sensatez y que autorice la movilidad de dichos menores hacia centros de otros puntos de España y que autorice un despliegue de entidades estatales que tenemos la capacidad y la voluntad de ayudar, con garantías, a la población vulnerable que está siendo instrumentalizada por la pelea entre Estados” afirmó Rafael Escudero, Director de la Red Española de Inmigración.